Mi infancia son recuerdos…

Semana Cultural Daoiz y Velarde

Primero había que pensar el tema. Después de varias reuniones, Antonio Machado sería el protagonista de la Semana Cultural en el Daoíz y Velarde, a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa.

 

Había que decidir los talleres y los maestros que iban a estar al frente. Había que dividir y mezclar a los alumnos. Había que ponerse en marcha. Después de varias conversaciones, vamos viendo los primeros resultados. Un taller sobre poesía y recitado. Otro taller sobre música y poesía. Y un taller de juegos: Mi infancia son recuerdos… De alguna forma estábamos recogiendo diferentes áreas del currículo y relacionándolas con el autor sevillano.

 

Mano a mano con Javier, tutor de 6º B, dibujamos una propuesta que pretende poner a jugar a los alumnos, pero con las posibilidades y artilugios de finales del siglo XIX y primer tercio del XX.

 

¿A qué jugarían entonces? ¿con qué materiales? ¿en qué lugares…? Además de los juegos, decidimos que durante los primeros minutos los alumnos se acerquen a la figura de Machado a través de un documental sobre lo más significativo de su vida y obra. Lamentablemente, el material audiovisual que localizamos es demasiado técnico y, posiblemente, más apropiado para los primeros cursos del instituto.

 

Pensamos, además de consultar algún manual sobre juegos populares y tradicionoales, en los juegos que practicaban nuestros abuelos y que se han conservado con el paso de los años. Pensamos en los primeros años de Machado… Surge el pañuelo, la sogatira, las carreras de sacos, la carretilla, el puente… Juegos que continúan practicándose y provocando la misma alegría y diversión entre niños y adultos. Juegos que desarrollan la fuerza, la velocidad, la resistencia, que animan a cooperar…

 

¿Y eso es todo? Durante tres días, Parábolas, Proverbios, Cantares, Soledades, Galerías y Campos de Castilla, que así se llamaban los grupos de alumnos en honor a algunas de las obras machadianas más significativas, se han acercado a la principal figura poética de la Generación del 98. Como de Machado nos han quedado sus versos, el taller lo cerramos con unas notas en un post-it. En él, cada participante expresa su valoración de la hora y media de juegos. Ahora, un mural recoge todos esos recuerdos…

 

Apuntes de tres días diferentes en la vida de la Escuela. Estas jornadas sirven para abrir las aulas a otras posibilidades educativas. Pero, sobre todo, sirven, por lo menos así lo veo, para sacar y mostrar lo mejor de cada una de las clases. No sé si los alumnos recordarán el lugar de nacimiento de Machado, pero seguro que no olvidan lo que han hecho en los talleres. Por ejemplo, en otros cursos crearon: marcapáginas, platos, ilustraciones… Y así el colegio se transformó en un pequeño tributo al poeta sevillano.

 

 

Anuncios

16 pensamientos en “Mi infancia son recuerdos…

  1. Hola, Chema una cosa: ¿por qué esta semana es especial? Si es verdad, el taller estuvo muy bien fue súper-divertido y creo que fue el taller que más me gustó de todos los que hubo.
    Bueno, que tu espalda se mejore. Adiós.

    Me gusta

Qué nos quieres contar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s