Diez meses

Más o menos eso es lo que dura el curso escolar. En unos días todo estará en silencio. Ya no habrá voces de niños en el recreo. Ni mochilas con ruedas cargadas de libros. Tampoco habrá grupos en torno a un gran mural pintando, recortando o pegando. Los pasillos descansarán y no serán pistas de carreras. Y el patio, ese lugar donde transcurren las cosas más emocionantes, sorprendentes e inesperadas, solo será un espacio de líneas desdibujadas y hormigón caliente. Habrá terminado el colegio. Habrá terminado la aventura de Juan y Ana, los dos niños imaginarios que el pasado 11 de noviembre protagonizaron la primera entrada de este blog que hoy se toma vacaciones durante un tiempo.

 

¿Cuánto? Solo el necesario para reponer fuerzas y continuar con esta experiencia educativa que hemos ido haciendo entre todos. Vosotros, con vuestro trabajo en clase. Yo, dándole forma a lo que he ido observando cada día.

 

 

Esta entrada, la número 62 desde que arrancamos, trata de recoger, con vuestras reflexiones y dibujos, lo que ha sido un año de Educación Física. A partir del cuestionario que hicimos hace unos días, he ido seleccionando vuestras palabras. Lo que váis a ver y leer es lo que pensáis vosotros sobre la clase de educación física, vuestro comportamiento con los compañeros, lo que más y lo que menos os ha gustado, lo que os ha parecido el maestro, lo que haríais para mejorar la clase el próximo curso…

 

En resumen, esta entrada es un gran dibujo de cómo habéis vivido la Educación Física durante estos diez meses.

 

“Creativo. Paciente. Que castigue tanto”

 

“El blog y el Aula Virtual”

 

“No grita mucho. Intento hacer las cosas lo mejor posible. Uno de los mejores cursos de mi vida”

 

“Nos enseño a usar el aula virtual. Al principio no me gustaba Chema. No me ha gustado el blog, el aula virtual… porque prefiero jugar.”

 

“El blog y el aula virtual me ha parecido muchos deberes. Hacer una excursión. Que nos dejaba jugar…”

 

“Mejorar mi actitud. He ayudado a muchos de mis compañeros…”

 

¡¡Feliz verano, chicos!!

 

Cromos

 

Tuve cromos. Como casi todos los niños, de fútbol. Las estampas más queridas, para mi, eran la de los jugadores blanquiazules de la Real Sociedad. Arconada, López Ufarte, Alonso, Zamora… héroes del balompié que emulaba en la calle, sobre todo a uno: al portero, a Arconada. Eran los años 80. Siglo XX.

 

La verdad es que no recuerdo si las niñas tenían. Hoy sí. Hoy hay cromos para todos: desde las monster high hasta los pokemon. Cada año una colección nueva. Cada año personajes diferentes que serán cambiados en el recreo. Álbumes que se regalan con un par de sobres, en la edición dominical del periódico, y que luego se completan poco a poco.

 

Hoy no compro cromos, aunque hay colecciones muy tentadoras. Sobre todo las dedicadas a animales… Pero sí mantengo una afición muy cercana: recorto y guardo noticias de periódicos y revistas. De alguna forma todos los años voy creando un álbum con las cosas que más me han llamado la atención.

 

 

Este 2013 ya tiene varias páginas deportivas: la victoria de España en el mundial de balonmano, celebrado en enero, por ejemplo. O la gesta lograda por Rafael Nadal en Roland Garros. Este año los recortes se convierten en cromos gracias a la tecnología. Cromos retocatos con programas fotográficos. Cromos únicos para recordar lo que ningún tenista ha conseguido antes.

 

 

Estos cromos no están en ningún álbum de papel, solo en este pequeño reconocimiento a un deportista ejemplar.

 

 

Gracias y felicidades, Rafa. Gracias, también, a los diarios El Mundo, El País, As y Marca.

 

Bola de punto, set y partido

El deporte tiene su lenguaje, es decir, su forma de explicar lo que ocurre dentro de una cancha de juego entre los participantes. Muchas de esas expresiones nos llegan a través de los periódicos, las revistas, internet, y, sobre todo, la televisión. Empezamos esta entrada con una de esas frases que más vamos a escuchar durante estas semanas…

 

En el colegio casi siempre encontramos niños que recitan los títulos conseguidos por el Barcelona o el Atletico de Madrid en los últimos años; o niños que tratan de repetir en el patio la última jugada entre CR7 y Benzema. El fútbol, tan presente desde la infancia.

 

Sin embargo, hoy no vamos a pararnos en el deporte del balón. Hoy vamos a contar y ver algunas cosas sobre el tenis. ¿Por qué?

 

Porque durante los próximos días se disputa Roland Garros, el torneo más importante en tierra batida y uno de los cuatro que forman el Grand Slam.

 

Porque en París se darán cita las mejores raquetas del momento: Novak Djokovic, Serena Williams, Roger Federer, María Sharapova, Rafael Nadal, Victoria Azarenka, David FerrerAgnieszka Radwanska tanto en categoría femenina como masculina. Luego lo harán en Londres. Y a finales de agosto en Nueva York. En enero pasaron por Australia.

 

Porque es uno de los deportes que mejor podemos ver en televisión.

 

Y porque, como ocurre en muchos otros casos, nosotros podemos crear nuestro partido sin necesidad de disponer del material profesional. Con un poco de imaginación, construiremos un campo; nuestras manos serán las raquetas y las pelotas de tenis son fáciles de conseguir.

 

 

Rafael Nadal. Ahora es él, pero antes ha habido un montón de jugadores y jugadoras que han llegado muy alto en el tenis nacional y mundial.

 

Desde los pioneros, con Lili Álvarez, pasando por Manolo Santana, Orantes, Andrés Gimeno, los hermanos Sánchez Vicario, Sergi Bruguera, Arancha Sánchez, Conchita Martínez, o Moyá, seguramente, tienen algo que ver en la formación de Nadal.

 

Al igual que el mismo Nadal, David Ferrer, Juan Carlos Ferrero, Nicolás Almagro, Fernando Verdasco o Feliciano López tendrán que ver en la formación de futuros jugadores. Espejos y modelos en los que mirarse y aprender.

 

 

¿Qué piensa un deportista que ha llegado a la cima de su deporte? ¿Su éxito es solo cuestión de su talento? Las palabras de Nadal en este sentido son ejemplares, al igual que su juego. Por ejemplo, explica que ha llegado tan alto gracias a su esfuerzo, su talento y a la ayuda de su familia. “Uno nunca gana algo solo”, afirma en el libro Rafa. Mi historia.

 

 

Por último, puedes mirar algunas de las cosas que ocurren en un encuentro de tenis en esta presentación y en los dos vídeos siguientes.

 

 

 

 

IMPORTANTE: Algunas de las imágenes utilizadas para elaborar esta entrada se han obtenido del diario El País, El Mundo, The New York Times, L´Equipe o del libro Rafa. Mi historia, unas memorias escritas por el jugador en colaboración con el periodista John Carlin. Este material se ha empleado con fines educativos. Gracias.